QUE SE SALGA CON LA SUYA

QUE SE SALGA CON LA SUYA

Puede sonar raro el título, pero si entendemos el contexto, definitivamente queremos que Dios se salga con Su voluntad. Que se haga Su voluntad en nuestra vida, porque sabemos que siempre será lo mejor para nosotros. 

Casi todos queremos tener el control sobre todo, ganar en todos los aspectos. Pero cuando conocemos de Dios, y hemos entregado nuestra vida a Él, sabemos cuánto nos ama y es por ello que confiamos en Su voluntad para nosotros.

Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos.Isaías 55:9 (NTV)

Teniendo esto en cuenta, nunca debemos decir que le estamos exigiendo mucho a Dios. Él tiene la capacidad de hacerlo todo. Pero, los valores no son los mismos tampoco para nosotros. Lo que es valioso para Dios es la verdad, las maneras y la vida que Él nos da. 

Entonces, podemos anhelar muchas cosas, podemos desear tantas otras, pero ponerlo en manos de Dios nos debe dar paz. Su voluntad siempre va a ser mejor que la nuestra y cuando creemos eso verdaderamente, confiamos en que todo saldrá bien, aunque no sea lo que esperábamos.

QUEREMOS DE CORAZÓN QUE DIOS SE SALGA CON LA SUYA

Hay quienes nos critican porque nos acusan de tener una confianza ciega. Sí, lo debemos reconocer, la fe es lo que creemos aún sin verlo. Debemos esforzarnos por tener una fe como la de David cuando con un arma casi de juego y un piedra, derrotó a un gigante al cual el ejército, con armamento de guerra, le temía.

Una de las fortalezas que debemos afianzar es la fe. Dios nos ama, y leyendo Su Palabra podemos ver cuánto. Al leer la Biblia, registramos todas Sus promesas para nosotros y eso nos tiene que dar confianza, esa confianza nutre nuestro espíritu y ayuda a que nuestra fe crezca. 

Queremos que Dios se salga con la suya, porque sabemos que Sus planes son de bien para nosotros. Si lo invitamos a nuestra vida, nos acompañará siempre y no nos dejará ir. Nos protegerá de todo mal y nos ayudará y consolará cuando pasemos por tiempos difíciles. Pon tus preocupaciones en manos de Dios y descansa. 

Oración del día

Amado Dios, mi Rey celestial, te doy gracias por ese amor inigualable que sientes por mí. Te agradezco todas las veces que me dejaste saber que me acompañabas y te pido que siempre se haga Tu voluntad en mi vida. Perdóname si a veces me puedo haber quejado por situaciones difíciles. Perdóname porque me enfoqué en el hecho y no en Ti, que me sacas siempre de las dificultades. Te amo y te necesito. Ayúdame a fortalecer mi fe cada día, en el nombre de Jesús, amén. 

Aplicación

¿Qué situaciones por las que has pasado te han hecho cuestionar a Dios o pensar que no te oye?

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *